LA LECTURA SEGUN ISABEL SOLÉ

La lectura para Solé es el proceso mediante el cual se comprende el lenguaje escrito, en esta comprensión interviene tanto el texto, su forma y su contenido, como el lector sus expectativas y conocimientos previos.

Saber leer no es solo poder descodificar un conjunto de grafías y pronunciarlas de manera correcta, si no que fundamentalmente se trata de comprender aquello que se lee, es decir,  ser capaz de interpretar lo que aporta el texto y además , de reconstruir el significado global del mismo ; esto implica identificar la idea principal , que quiere comunicarnos el autor , el propósito que lo lleva a desarrollar dicho texto , la estructura que emplea, etc. En resumen podemos decir que implica una acción intelectual de alto grado de complejidad en la que él que lee elabora un significado del texto que contempla el mismo que le dio el autor.

                        

Enseñar a leer es un proceso complejo que requiere una intervención antes, durante y después, al igual que plantearse la relación existente entre leer, comprender y aprender, esta es la concepción dada por Solé entorno al proceso de lectura. La lectura requiere de condiciones para su aprendizaje:
- Claridad y coherencia del texto oral o escrito: expectativas que se tengan del texto, tiene que ver con toda su estructura gramatical.
- Conocimientos previos: facilitan o dificultan la comprensión.
- Estrategias: objetivos concretos de lectura, permiten establecer relaciones significativas entre lo que ya sabe y lo que le aporta el texto, para adquirir, retener y utilizar la información, las estrategias las realizamos inconscientemente nos permiten interactuar con el texto y finalmente comprenderlo.

En la formación de hábitos de lectura se encuentra con frecuencia estudiantes que no comprenden lo que leen, ante esta dificultad resulta vital, promover en el estudiante habilidades de lectura a través de la que Solé denomina metacognicion: El  conocimiento de las distintas operaciones mentales (Cognitivas) que promueven la comprensión y saber cómo,  cuándo y para que debemos usarlas. Plantear, Evaluar y  Modificar.

En la metacognición el conocimiento de la finalidad de la lectura (para qué se lee) y la autoregulación de la actividad mental para lograr ese objetivo (cómo se debe leer) la cual requiere controlar la actividad mental de una forma determinada y hacia  una meta concreta. Estos aspectos están íntimamente relacionados, el modo como se lee y se regula la actividad mental mientras se lee,  está determinado por la finalidad que se busca al leer. No leemos un texto de la misma forma para pasar el tiempo que para explicar el contenido en una clase.

                               

El tipo específico de operaciones mentales que emplea un buen lector depende en gran medida de la estructura del texto, ya que estos pueden ser narrativos (con la que el alumno se encuentra familiarizado y a proponer, para que aprendan), expositivos o científicos (cuyas características le resultan fundamentalmente desconocidas). El docente no puede proponerse como fin único " hacer leer ", si no que se hace necesario mencionar la intencionalidad: Leer ¿qué?, ¿cómo?, ¿para qué?, ¿en qué momento? todo con el fin de buscar el dominio autónomo de la lectura, " de forma que los lectores sean capaces de utilizarla para disfrutar con ella   para aprender por su cuenta y hacer de esta una compañera interesante, divertida y fiel para toda la vida".

7 comentarios:

  1. Muy interesante. Una lectura se hace proponiéndose antes ¿Qué? ¿Para qué? ¿Cómo? ¿con qué fin?.

    ResponderEliminar
  2. Mu importante dicha definición, útil para superar el método de solo enseñar letras y sonidos

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante estas estas definiciones y acepciones sobre la lectura. Me fueron muy útiles.

    ResponderEliminar
  4. mu interesante y buena definición a su punto de vita, respetable, comprensible ante su posición y verdadera

    ResponderEliminar